Festival de Teatro de Budva (Yugoeslavia)

 

Encuentros del IITM

Encuentros del IITM

Publicado en “Primer Acto”, Nº 275 (Septiembre-Octubre 1998)

 

Puede parecer sorprendente que un festival internaciona de teatro se desarrolle durante más de mes y medio sin interrupción. Pero todavía puede parecerlo más el hecho de que la media de asistencia de espectadores sea tan elevada que lo frecuente es que muchos de ellos se queden en la puerta de los teatros esperando tener más suerte al día siguiente. Eso ocurre en Budva, a orillas del mar Adriático, al sur de Montenegro, una de las regiones en que ha quedado dividida lo que para nosotros antes era Yugoeslavia y que antes de la guerra de los Balcanes también integraba a Croacia y a Bosnia-Herzegovina.

La ciudad es un sueño. Junto con Bar, Kotor y otras poblaciones a orillas del mar, reúne una grandiosidad paisajística de incalculable belleza, y esa es la razón por la que cada verano acojan a una buena parte del turismo interior de ese país que trata de recuperarse de lo recientemente acontecido. En el caso de Budva es necesario resaltar la existencia de una ciudad amurallada, reconstruida totalmente después de un terremoto que la asoló por completo en 1979. En esas murallas, al aire libre y de frente al Adrático se produce noche tras noche, como ocurre en Avignon por ejemplo, la apropiación por el teatro de un espacio que no les suyo inicialmente. Muy pronto los textos, la gestualidad de unos actores excelentes y la coherencia de unas puestas en escena rigurosas y trabajadas, hacen un pacto no sólo con el público sino también con la noche, con el olor a pescado y el rumor de las olas. Y esto lleva ocurriendo durante los últimos doce años.

Para resaltar la efemérides en esta edición los organizadores, al frente de los cuales se encuentra Branislaba Lijesevic han editado un excelente y cuidadísimo catálogo en donde se hace un recorrido literario y fotográfico por la vida del festival gracias al cual podemos comprobar que a lo largo de estos años en Budva se han presentado los espectáculos más importantes producidos en el país y en el resto de los países vecinos. Textos clásicos y autores contemporáneos, la tradición y la vanguardia, han tenido cabida en este gran acontecimiento cultural ya totalmente estabilizado.

En esta edición, celebrada entre el 1 de Julio y el 20 de Agosto, el Festival ha presentado cinco grandes secciones o apartados: el teatro propiamente dicho, los eventos musicales, los espectáculos de danza, las performances y exposiciones pictóricas y las conferencias y mesas redondas.

Es imposible realizar una exposición detallada de todo lo visto y presentado. Destacar tal vez en el primer apartado las interesantes puestas en escena de Oliver Twist, de Dikens, direción de Nebojsa Bradic; Porodicne Price, de Biljana Srbljanovic, con dirección de Jagos Markovic; Govorna mana, de Goran Markovic, dirección de Milan Karadzic; Facer, de Brecht, dirección de Volfgang Stroh y Klaudia Ruskovski; Electra, de Sófocles-O’Neill, con dirección de Branko Brezovac; Pukovnik Ptica (El coronel pájaro), de Hristo Bojcev, dirección de Radoslav Milenkovic; Leoncio y Lena, de Büchner, dirección de Dejan Mijac, Karolina Nojber, de Nebojsa Romcevic, dirección de Nikita Milivojevic, que se presentaba como producción del propio festival, y muchos otros títulos de interés.

En cuanto al apartado de conciertos musicales, además de un buen número de artistas nacionales e internacionales podríamos constatar la participación de varios españoles. Así por ejemplo la de los pianistas Jordi Vilaprinyo y Alfonso Maribona, y la mezzososoprano María Angeles Civit que interpretó a Lorca y a Manuel de Falla. Estas actuaciones tuvieron lugar en la Iglesia de Santa María.

Entre las mesas redondas podríamos destacar las dedicadas a Federico García Lorca y la dedicada a Bertolt Brecht. Ambos autores, coincidentes hace cien años en su nacimiento, suscitan en este de 1998 de manera especial la admiración y la controversia. En ambas mesas estuvo presente el Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo (IITM) aportando además un buen catálogo de reportajes videográficos y de diferentes puestas en escena.

En la mesa sobre Federico participaron entre otros los españoles María del Mar Campos Fernández-Figares, profesora de Literatura española de la Universidad de Belgrado,  que trazó un perfil sugerente de su vida y su obra, y Francisco Ortega, profesor y director de escena. También lo hicieron diferentes analistas yugoeslavos tales como Ljijana Samurovic, Dragana Boskovic, Jovan Cirilov, Ivan Medenica, Dusan Rnjak y Milena Trobozic y otros. Fragmentos de Así que pasen cinco años, con dirección de Jorge Lavelli, para el Centro Dramático Nacional, de El Público, con dirección de Lluis Pasqual, y el programa de televisión española con guión de Pepe Monleón, Viznar: La mirada latinoamericana de Federico, produjeron en la concurrencia impresiones contrapuestas y sirvieron para avivar un interesante debate sobre el autor asesinado.

Explore posts in the same categories: Artículos en Primer Acto, Por el mundo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: