Proyecto de Centro Dramático de Aragón (segunda parte)

        Segunda Parte:

6. La autonomía funcional. Un posible modelo:

el Instituto Aragonés de las Artes Escénicas,

 de la Música y de la Imagen.

         Antes de entrar en la descripción de lo que podrían ser las líneas generales de la organización interna del CDA, y sin ánimo de inmiscuirme en un ámbito de decisiones que no me competen, creo oportuno proponer a los responsables del Departamento de Cultura y Turismo de la DGA la posibilidad de considerar y valorar si pueden ser aplicadas algunas fórmulas adoptadas por otros gobiernos autonómicos a lo largo de estos años para insertar dentro de las mismas a sus centros dramáticos y otras unidades de producción, además de tratar de organizar y flexibilizar mejor la gestión en otros campos de actuación, una vez que éstos comenzaron a ampliarse desbordando el organigrama funcional inicialmente previsto.

         Cuando nos referíamos a los éxitos y fracasos de los centros dramáticos regionales, decíamos que una de sus líneas de actuación común fue precisamente la de estar relacionados administrativamente con las instituciones de las que dependen a través de organismos autónomos de diferentes naturalezas

         Con su creación básicamente se perseguía:

         a) Agilizar la gestión administrativa al ritmo necesario para acometer tareas de producción y animación

         b) Evitar, o al menos dificultar, la intromisión de criterios ajenos a los que deben presidir un centro de creación artística.

         c) Preservar al Centro Dramático, en la medida de lo posible, de injerencias de diversas naturalezas, especialmente las derivadas de los cambios políticos que pudieran darse tras hipotéticas alternancias de poder.

         Es de justicia reconocer que la creación de este tipo de estructuras no supuso una vacuna infalible contra las infecciones que trataba de evitar, y que en la práctica no constituyó en ningún caso garantía de éxito, como clamorosamente se evidenció en el caso valenciano. Sin embargo, también es preciso constatar que tanto el Centro Dramático Galego, como el Teatre Nacional de Catalunya han sido, como hemos visto en apartados anteriores, los centros dramáticos que mejor se fueron implantando en sus respectivos lugares, y que ambos adoptaron este tipo de soluciones que, a juzgar por las declaraciones de sus actuales gestores, siguen siendo eficaces.

         La mayor parte de estos organismos autónomos se inspiraron en la estructura funcional del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) creado por el artículo 87. 3 de la Ley 50/1984, de 30 de Diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1985

         Inspirado en su reglamentación y particularmente en la adaptación que hizo en 1989 la Xunta de Galicia para la creación de su Instituto Galego das Artes Escénicas e Musicais, expongo lo que podrían ser algunas líneas de la Normativa Reglamentaria de lo que pasaremos a denominar, como mera hipótesis de trabajo, Instituto Aragonés de las Artes Escénicas, de la Música y de la Imagen (IAAEMI).

 

         6. 1. Normativa reglamentaria básica del IAAEMI

 

TITULO I

NATURALEZA Y REGIMEN JURIDICO

         Artículo 1

         El Instituto Aragonés de las Artes Escénicas, de la Música y de la Imagen (IAAEMI) se constituye como organismo autónomo de carácter comercial, con personalidad jurídica propia, con autonomía económica y administrativa y con plena capacidad de acción para la realización de sus fines y para la gestión de su patrimonio de acuerdo con la Ley.

         Artículo 2.

         El IAAEMI podrá realizar cuantas actividades comerciales e industriales requiera el logro de sus objetivos, mediante la promoción o participación en otros negocios, sociedades o empresas, etc.

         Artículo 3

         Los actos de gestión o de disposición realizados por el IAAEMI y sometidos al régimen de Derecho Administrativo serán susceptibles de impugnación ante la jurisdicción ordinaria, de acuerdo con las normas y procedimientos vigentes.

         Los actos del mismo Instituto sometidos a Derecho Administrativo podrán ser impugnados mediante los recursos previstos en la Ley de Procedimiento Administrativo.

         Artículo 4.

         El personal de este Instituto tiene con carácter general la condición de personal contratado y se rige por las normas de Derecho Laboral.

  

TITULO II

REGIMEN ECONOMICO Y FINANCIERO

         Artículo 5.

         Para cumplir sus fines y desempeñar las funciones que le son propias el IAAEMI contará con los siguientes recursos:

         a) Las dotaciones económicas que se le consignen en los Presupuestos Generales de Aragón.

         b) Los bienes muebles e inmuebles y las instalaciones que para el cumplimiento de sus funciones le sean adscritos por la Diputación General de Aragón, o aquellos que formen parte de su patrimonio.

         c) Los productos o las rentas de su patrimonio.

         d) Los ingresos derivados de la producción, distribución y exhibición de sus espectáculos o los conciertos realizados en exclusiva por el IAAEMI en colaboración con otros organismos públicos, entidades privadas o personas físicas

         e) Las subvenciones, aportaciones voluntarias o donaciones que sean otorgadas a su favor por instituciones, entidades o particulares.

         f) Cualquier otro recurso que se le pudiese atribuir o le pudiese corresponder.

         Artículo 6.

         La elaboración, aprobación, contenido y estructura de su presupuesto de explotación y capital, así como el control de su actividad económica y financiera, el régimen de su contabilidad, se regirá de acuerdo a lo establecido en la legislación vigente.

         La fiscalización de las actividades económicas y financieras será ejercida por el Interventor Delegado de la Consejería de Cultura y Turismo de la DGA.

TITULO III

AMBITO COMPETENCIAL Y FUNCIONES.

         Artículo 7.

         El Instituto Aragonés de las Artes Escénicas, de la Música y la Imagen tiene por objeto el desarrollo de la política cultural en relación con la producción, promoción y difusión de las actividades de teatro, danza, música, fotografía, video y cine.

         Artículo 8.

         En consonancia con sus objetivos, el IAAEMI ejercerá las siguientes funciones:

         a) Programar, realizar y producir espectáculos de tipo teatral, coreográfico, musical y producciones y proyectos fotográficos, videográficos o cinematográficos.

         b) Organizar su propia distribución y exhibición tanto en Aragón como en el resto del estado español y en el extranjero.

         c) Potenciar e incentivar la actividad empresarial privada en el ámbito de las artes escénicas y musicales con la realización a estos efectos de coproducciones, convenios o conciertos con empresas artísticas de carácter profesional.

         d) Contribuir a la formación técnica y artística de los profesionales de estos ámbitos.

         e) Programar, gestionar y administrar los centros y las unidades de producción, formación, archivo, información e investigación teatral, musical y de la imagen, dependientes de la Diputación General de Aragón.

         f) Diseñar y ampliar la infraestructura y los equipamientos técnicos necesarios para el desarrollo de las actividades de su competencia.

         g) Concluir y mantener actualizado el inventario y la catalogación del patrimonio aragonés de la escena, de la música y de la imagen, así como informar permanentemente del mismo.

         h) Celebrar convenios y conciertos con instituciones públicas y privadas para llevar a cabo las tareas de su competencia.

         i) Fomentar y difundir las artes escénicas, musicales y de la imagen.

         j) Cualquiera otra iniciativa o acción tendente a conseguir los objetivos que se atribuye.

         Artículo 9.

         Son órganos rectores del Instituto:

         a) El Presidene.

         b) El Consejo Rector.

         c) El Gerente.

         Artículo 10.

         El Gobierno de Aragón, a propuesta del Consejero de Cultura y Turismo, nombrará o dispondrá el cese del Presidente del Instituto Aragonés de las Artes Escénicas, de la Música y de la Imagen. El Presidente ostentará, a su vez, la Presidencia del Consejo Rector.

         Artículo 11.

         1. El Consejo Rector es el órgano de gobierno del IAEEMI y le corresponden con carácter general las facultades de dirección, control y supervisión del mismo.

         2. El Consejo Rector estará formado por el Presidente del Instituto, que será el Director General de Acción Cultural de la DGA, por el Vicepresidente, que será el Subdirector General de Acción Cultural, y por los vocales.

         3. Serán vocales natos, el Gerente del Instituto y los Directores de los Departamentos y las Unidades de Producción.

         4. Serán vocales designados:

         a) Un representante de la Consejería de Cultura y Turismo designado por su titular.

         b) Cuatro miembros designados por la Comisión de Cultura de las Cortes de Aragón entre personas de reconocido prestigio en el ámbito del teatro, la música, la danza o la imagen.

         c) Los miembros señalados dentro de la letra b) tendrán un mandato no superior a la de la legislatura en la que fuesen nombrados y podrán ser reelegidos.

         5. El Consejo Rector designará entre sus miembros al Secretario y dispondrá su cese a propuesta del Presidente.

 

         Artículo 12.

         El Presiente, oído el Consejo Rector, nombrará o dispondrá el cese del Gerente del IAEEMI.

         Artículo 13.

         El Presidente del IAEEMI tendrá las siguientes atribuciones:

         a) Ejercer la representación del Instituto.

         b) Convocar las reuniones del Consejo Rector, señalando el lugar el día y la hora de celebración, haciéndoles llegar a sus miembros el orden del día. Las convocatorias se harán de conformidad a lo dispuesto en la legislación vigente.

         c) Presidir y dirigir las deliberaciones del Consejo Rector.

         d) Cualesquiera otras que reglamentariamente le sean atribuidas.

 

         Artículo 14.

         Corresponden al Consejo Rector las siguientes funciones:

         a) Aprobar el proyecto de estatutos y las normas de régimen interior del Instituto y, en su caso, de los centros y las unidades adscritas a él.

         b) Aprobar el anteproyecto de presupuestos de explotación del IAEEMI.

         c) Aprobar el Plan Anual de Actividades y su Memoria explicativa.

         d) Aprobar la memoria anual sobre actuación y gestión del IAEEMI.

         e) Seguir la ejecución del presupuesto de explotación del capital y del Plan Anual de Actividades.

         f) Aprobar los cuadros de personal y el régimen retributivo del personal del Instituto, de acuerdo con las previsiones presupuestarias.

         g) Aprobar los convenios y conciertos con organismos y entidades públicas o privadas que fuesen necesarios para el cumplimiento de los objetivos del IAEEMI.

         h) Nombrar al personal directivo del Instituto a propuesta del Gerente.

 

         Artículo 15.

         1 El Consejo Rector se reunirá en sesión ordinaria al menos dos veces al año. Se podrán convocar reuniones del Consejo en sesión extraordinaria, por iniciativa del propio Presidente, o bien a petición del Gerente del IAEEMI, o a través de la solicitud presentada por la mitad más uno de los miembros del Consejo.

         2. Se entenderá que el Consejo está verdaderamente constituido cuando esté presente, al menos, la mitad más unos de sus miembros. Los acuerdos se adoptarán por mayoría simple, y, en caso de empate, decidirá el voto de calidad del Presidente.

         3 Todos los miembros del Consejo asistirán a las reuniones con voz y voto. No se admitirán las delegaciones de voto.

         4. Los acuerdos del Consejo se consignarán en el libro de actas con la firma del Presidente y del Secretario.

 

         Artículo 16.

         Corresponde al Gerente del Instituto las siguientes atribuciones:

         a) Dirigir la actuación del IAEEMI ejecutando sus presupuestos y su Plan Anual de Actividades, de conformidad con los criterios aprobados por el Consejo Rector.

         b) Nombrar al personal propio del Instituto tras superar los procesos selectivos correspondientes.

         c) Impulsar, orientar, coordinar e inspeccionar los servicios, los centros y las unidades del Instituto y dictar las disposiciones, instrucciones y circulares relativas al funcionamiento de éstos.

         d) Elaborar el Plan Anual de Actividades y su memoria explicativa, la Memoria Anual sobre actuación y gestión del Instituto y el Anteproyecto de los Presupuestos de la entidad.

         e) Actuar como órgano de contratación del IAEEMI dentro de la normativa vigente y de acuerdo con el Plan de Actividades aprobado por el Consejo Rector.

         f) Autorizar los pagos y gastos del IAEEMI y de los centros y unidades de producción, dentro de la normativa vigente.

         g) Proponer al Consejo Rector el nombramiento, de acuerdo con los criterios de profesionalidad, mérito y capacidad, del personal directivo del Instituto.

         h) Dirigir al personal del Instituto.

         i) Ejercer la representación ordinaria del Instituto y comparecer en juicio y en toda clase de actuaciones, confiriéndole para ello los oportunos poderes.

         j) Ejecutar los acuerdos del Consejo Rector y ejercitar las funciones que éste le delegue.

 

TITULO IV

ESTRUCTURA ORGANICA BASICA

 

         Artículo 17.

         Dependiendo directamente del Gerente existirán las siguientes áreas, que constituyen la estructura básica del Instituto:

         a) Departamento de Artes Escénicas.

         b) Escuela Superior de Arte Dramático

         c) Departamento de Artes Musicales.

         d) Departamento de Artes de la Imagen.

         f) Departamento de Personal y de Gestión Económico-Administrativa.

         También estarán adscritas al Gerente las siguientes unidades o centros de producción:

         a) Centro Dramático de Aragón.

         b) Orquesta Sinfónica de Aragón.

         c) Filmoteca de Aragón

         d) Cualquier otra que la realidad artística de Aragón reclame y el Consejo Rector cree.

         Artículo 18

         La  organización, las funciones y el régimen interno de los diferentes departamentos, unidades y centros de producción que integran el Instituto Aragones de las Artes Escénicas, de la Música y de la Imagen se regirán por lo establecido en sus Estatutos y demás normas complementarias.

 

7. Objetivos y funciones del CDA. Su apertura al exterior.

 

 

         7.1 Objetivos del CDA.

         Serán objetivos fundamentales del Centro Dramático de Aragón (CDA):

         1. Favorecer, desde el ámbito del teatro, la consolidación de las señas de identidad cultural aragonesas.

         2. Elevar en su conjunto el nivel artístico del “movimiento teatral aragonés”, contribuyendo a vertebrar y racionalizar mejor sus estructuras.

         3. Proporcionar a los profesionales aragoneses, dentro de sus razonables posibilidades, los medios más adecuados para el desarrollo de su actividad y para el mejoramiento de sus capacidades técnicas y artísticas.

         4. Servir de elemento de cohesión en el entramado teatral de Aragón, actuando de manera coordinada con las políticas emanadas de la Dirección General de Acción Cultural de la DGA, y en su caso del IAAEMI, y favoreciendo la colaboración con otras instituciones públicas y privadas.

         5. Propiciar en Aragón el conocimiento de la labor artística de otros centros de producción nacionales e internacionales similares, estableciendo con ellos acuerdos de colaboración e integrándose en organismos que coordinen y faciliten tales objetivos.

         6. Favorecer la estabilidad de las empresas privadas aragonesas del espectáculo, estableciendo para ello acuerdos de colaboración con éstas.

         7. Elevar el nivel y la cantidad del público espectador aragonés a través de campañas de captación y de la organización de actividades divulgativas y formativas diversas, al mismo tiempo que presentando sus propias producciones.

         8. Poner los medios adecuados para promover, estudiar y conservar el patrimonio teatral argonés.

 

         7. 2. Las funciones del CDA.

         Para el cumplimiento de los objetivos expuestos se entiende que las funciones del CDA serán las siguientes:

         a) Producir espectáculos propios.

         b) Coproducir espectáculos con otros centros dramáticos nacionales e internacionales, y, de modo preferente, con empresas teatrales aragonesas.

         c) Organizar seminarios y cursos diversos sobre diferentes aspectos de la formación y el reciclaje de los profesionales del espectáculo.

         d) Promover actividades encaminadas a afianzar el desarrollo de una “nueva dramaturgia aragonesa”.

         e) Organizar actividades para fomentar el conocimiento por parte del público de los diferentes aspectos que conforman el hecho teatral.

         f) Realizar campañas de formación y captación de nuevos públicos.

         g) Archivar adecuadamente documentos escritos, materiales videográficos, sonoros, etc., de nuestro patrimonio teatral y parateatral.

 

         7.3. La apertura al exterior.

         Para la adecuada consecución de todos estos objetivos y poder llevar a la práctica todas las funciones que se asigna el CDA, la Dirección de este organismo, al menos en un primer periodo de afianzamiento, trabajará en tres direcciones:

         – En el ámbito regional, estimulando una reflexión entre todos los componentes del movimiento teatral aragonés, especialmente entre los responsables de la planificación cultural de ayuntamientos e instituciones públicas, asociaciones culturales, etc., sobre los logros conseguidos a lo largo de estos últimos años y las carencias que todavía subsisten, con especial atención a mejorar la racionalización y la eficacia de los circuitos teatrales al servicio de nuestro propio teatro, y para el desarrollo de su propia labor.

         -En el ámbito nacional, estableciendo puentes y acuerdos de colaboración, como pueden ser coproducciones, participación en sus circuitos, intercambios de profesionales, experiencias formativas conjuntas, etc, con otros centros dramáticos regionales y con el Centro Dramático Nacional.

         -En el ámbito internacional, estableciendo igualmente este tipo de acuerdos con centros dramáticos ya consolidados, con especial atención a los situados en zonas geográfica, política y culturalmente próximas a la nuestra, tales como La Scene National de Bayona, Le Centre Dramatique de Burdeos, etc. Del mismo modo, solicitando su inclusión en organismos internacionales de coordinación de estos centros, y especialmente en la Conventión Theatrale Européenne. Por último, integrándose en organizaciones como el Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo (IITM) cuyos fines son propiciar encuentros y experiencias interculturales, especialmente en el ámbito del teatro.

 

8. Las producciones y las coproducciones del CDA. 

         El Departamento de Producción se encarga del diseño y realización de las producciones y coproducciones del CDA.

         Su actividad la coordina el Jefe de Producción y su organización interna aparece reflejada en el epígrafe 13. 2. de este informe.

         Es, como aparece, a su vez, en el apartado 13.1. de este informe el Director del CDA quien decide la programación anual de las producciones del CDA, después de escuchar al Consejo Asesor.

         Durante las tres primeras temporadas, consideradas como fase de iniciación, se contempla la posibilidad de que el CDA produzca y coproduzca en total un máximo de cinco espectáculos y un mínimo de tres anuales, independientemente de las producciones integradas en el Ciclo “Teatro Abierto” y las actividades complementarias.

         Las producciones y coproducciones del CDA, estarán inspiradas de manera preferente en tres líneas de actuación:

         a) Espectáculos a partir de textos de la dramaturgia clásica universal, con especial atención a los clásicos castellanos.

         b) Espectáculos realizados a partir de textos emblemáticos de las diferentes dramaturgias de los siglos XX y XXI, escritos por autores tanto españoles como extranjeros, con especial atención a los  contemporáneos.

         c) Espectáculos realizados a partir de textos escritos por autores aragoneses, clásicos o contemporáneos, y/o adaptaciones realizadas por ellos o sobre sus obras.

         Lo cual no cierra en absoluto la atención del CDA por otro tipo de propuestas no enclavadas en estas tres direcciones y que la casuística concreta vaya poniendo por delante.

 

         8.1. Las producciones.

         Considero adecuado que el CDA comience su andadura acometiendo durante los tres primeros años dos producciones propias por temporada que podrían estrenarse a comienzos (mes de Septiembre) y mediados de la temporada (mes de Marzo o Abril).

         El Director del CDA, después de haber planificado la temporada con tiempo suficiente y haber decidido las líneas generales, tanto artísticas como económicas, de las producciones y las coproducciones, entraría en contacto con los profesionales que estimase oportuno deberían dirigir los espectáculos.  Pudiera darse el caso de que el CDA hubiese decidido realizar un espectáculo a partir de un texto determinado previamente, elegido por alguna razón específica. Pero también sería posible entender que la persona previamente seleccionada para hacerse cargo de la dirección de una producción propusiera un proyecto concreto que fuera de interés para el Centro.

         Como criterio general, a las dos producciones propias del CDA se les aplicarán las partidas económicas más importantes del ejercicio anual. Se entiende con ello que son, finalmente, las que van a contribuir de manera especial a crear su imagen  pública.

         Es un criterio deseable el que la mayor parte de las personas que intervienen en la producción sean aragonesas o realicen su actividad teatral y profesional en nuestra comunidad. Sin embargo, debe quedar abierta la puerta de la contratación de los servicios de otros profesionales de fuera, cuando en Aragón no sea posible encontrarlos, cuando interese por alguna razón especial el concurso de alguien por sus específicas peculiaridades, o cuando otro tipo de circunstancias así lo aconsejen.

         Una vez elegido el profesional que dirigirá el espectáculo, el CDA le encomendará totalmente la responsabilidad de la autoría del mismo, poniendo a su disposición, bajo la coordinación del Jefe de Producción, todos los medios que haya destinado a la misma. Del mismo modo, este profesional podrá elegir a las personas que integrarán el equipo artístico en su conjunto (diseñadores diversos, actores, etc.), exponiendo las razones de esta elección al Jefe de Producción y al Director del CDA, que propondrá finalmente la contratación de los mismos. El director del montaje podrá realizar, o encomendar la realización, de pruebas de selección actorales o de cualquier otro tipo.

         Se entiende que la mayor parte de las producciones del CDA se estrenarán en el Teatro Fleta de Zaragoza, es decir, en unas condiciones técnicas inmejorables. Pero, al mismo tiempo, estas producciones deben exhibirse también al menos entre doce y quince lugares de la comunidad. Por lo tanto, los responsables de todo el diseño técnico, artístico y de producción, deben tener en cuenta, y asumir con claridad y total seguridad, la necesidad de adaptabilidad a esos espacios.

         8.2. Las coproducciones.

         El CDA tendrá capacidad de realizar espectáculos en régimen de coproducción con cualquier empresa o productora teatral de carácter privado o público. Pero fundamentalmente se marcará como objetivos en este terreno:

         a) La coproducción con centros dramáticos del estado español y de la zona francesa de Aquitania, etc.

         b) La coproducción con empresas teatrales aragonesas.

         Inicialmente el CDA programará en su Plan Anual la coproducción de dos o tres espectáculos, dependiendo del número de producciones propias que haya decidido asumir, del interés artístico y cultural de las ofertas recibidas, y de la mayor o menor dimensión económica que representen para su Presupuesto general.

 

         8.2.1. Las coproducciones con centros dramáticos.

         Las coproducciones parecen inicialmente un buen medio para dar a conocer ante el público de los circuitos españoles la existencia del CDA. También de propiciar una política de intercambios de sus producciones propias en los circuitos naturales del resto de los centros dramáticos.

         Estas coproducciones, en principio, deberán abordarse en plano de igualdad de costes por parte de los centros coproductores. Sin embargo es difícil establecer unos parámetros fijos en este terreno y el criterio finalmente adoptado en cada caso debe ser el resultado de una negociación.

         Lo que parece oportuno también es afianzar la relación con los centros dramáticos y los circuitos más asentados en la zona francesa que nos es más próxima geográfica y culturalmente -concretamente con La Scene National de Bayona, Le Centre Dramatique de Burdeos, etc.-, teniendo en cuenta que es previsible y deseable que la relación comercial, turística y cultural con estas zonas va a experimentar un fuerte impulso en los próximos años.

         8.2.2. Las coproducciones con empresas teatrales aragonesas.

         Suscribo de una manera plena las palabras pronunciadas en Mayo de 1985 en nuestra ciudad, en el contexto de la Conferencia de Teatros Públicos, por Don Vicenç Punçola, representante del entonces recién creado Centre Dramatic de la Geralitat de Catalunya:

         “Entendemos que lo adecuado en este momento es arbitrar una forma intermedia entre el teatro público y el privado que permita, por una parte, hacer económicamente posible unos montajes que cada vez van teniendo unos costes más altos y, por otra, respetar la independencia y la personalidad artística propia de cada compañía. Por ello, hemos introducido el sistema de coproducciones como contribución a la permanencia en activo del sector teatral más representativo de nuestro tiempo. Nuestra segunda función es pues: Colaboración a base de coproducciones con el nuevo teatro privado”.

         De manera preferente el CDA se planteará la posibilidad de realizar espectáculos, en régimen de coproducción, con empresas aragonesas especializadas en cualquier tipo de manifestación teatral, tales como teatro de sala, de calle, de animación infantil, de marionetas, etc.

         El CDA entiende que las coproducciones deben constituir una pieza fundamental en la relación con las empresas privadas, proporcionando medios técnicos y económicos adecuados para la realización de algunos proyectos teatrales de gran interés que no podrían llevarse a cabo si éstas tuvieran que asumir de manera individual la financiación de los mismos.

         Será necesario concretar una normativa más formalizada para la realización de estas coproducciones, pero éstas podrían ser algunas de las notas dominantes:

         1) El CDA realizará coproducciones con empresas teatrales aragonesas a propuesta de éstas, y tras realizar una selección entre todas las presentadas, en función del interés cultural y artístico de los proyectos y la viabilidad de su distribución.

         2) El CDA y la compañía coproductora aportarán cada uno el 50% de la financiación del proyecto en los términos y plazos que se acuerden en el “Contrato de Coproducción” firmado por ambas partes.

         3) La coordinación y responsabilidad de la coproducción la asumirá el Jefe de Producción del CDA en estrecha colaboración con quien delegue la empresa para tal menester. Del mismo modo, en dicho contrato se formalizarán las claúsulas de su posible distribución posterior.

         4) Esta coproducción será incluida por el CDA en su “Oferta de Programación, dentro del Circuito de Aragón, de la que se hablará en el apartado 12 de este informe, y propiciará igualmente su estreno en los circuitos nacionales e internacionales a los que tienen acceso el resto de sus producciones.

         5) La compañía coproductora podrá realizar las gestiones que considere oportunas, siempre que no entren en contradicción con las claúsulas pactadas contractualmente, para distribuir el espectáculo.

         6) Los beneficios que se obtengan de la explotación del espectáculo una vez estrenado recaerán íntegramente en la empresa teatral coproductora salvo en los casos en que se pacten inicialmente otro tipo de acuerdos.

         7) La empresa teatral no podrá aportar su 50% de financiación con dinero obtenido a través de las Ayudas a la Producción de la DGA, ni haber presentado el proyecto en las Concertaciones. Sin embargo, el hecho de realizar espectáculos en régimen de coproducción con el CDA no será óbice para que la compañía presente otros proyectos diferentes a estas convocatorias durante el periodo temporal que abarque el Contrato de coproducción.

9. El Ciclo “Teatro Abierto”

         Bajo esta denominación se organizarán otro tipo de producciones encaminadas a promover experiencias teatrales de marcado carácter experimental, realizadas con muy bajo presupuesto, de formato unipersonal, o de reparto muy pequeño, y con unos requisitos técnicos muy sencillos.

         Estas experiencias tendrán como objetivo estético fundamental la investigación y la mezcla de lenguajes artísticos, tales como la música, la literatura dramática, la danza, los nuevos soportes audiovisuales, etc.

         En principio, el CDA podrá programar a lo largo de la temporada en espacios adecuados para ello (no necesariamente salas convencionales) dos o tres experiencias de este tipo.

         También en este caso es necesario establecer una reglamentación precisa sobre los acuerdos de colaboración entre los profesionales que realicen este tipo de proyectos y el CDA en este terreno, pero éstas podrían ser algunas de sus notas fundamentales:

         a) El CDA proporcionará una ayuda económica a proyectos renovadores, en función de su interés específico, a propuesta de sus creadores, realizando para ello una selección entre todos los presentados. Al menos en las tres primeras temporadas estas ayudas no serán superiores a las setecientas cincuenta mil pesetas para cada proyecto.

         b) El CDA firmará un contrato de colaboración y financiación con los creadores del proyecto en donde se concretarán todos los extremos del acuerdo, incluido el de las condiciones de su explotación posterior.

         c) El CDA proporcionará asesoramiento técnico a los responsables de esta propuesta si éstos así lo solicitan.

         d) el CDA negociará con los responsables del espacio escénico elegido, cubriendo los gastos de alquiler y la publicidad del mismo. Igualmente, el CDA, coordinadamente con éstos, negociará el número de funciones a realizar dentro de lo que se entiende “primera presentación del espectáculo”, es decir, las representaciones hechas en el primer lugar donde se presenta. A partir de ese momento se entiende que, a todos los efectos, el espectáculo es propiedad exclusiva de sus responsables, aunque éstos deberán acatar las claúsulas firmadas contractualmente. Se persigue con ello que el espectáculo no vaya desvirtuando su sentido inicial.

         e) Los posibles beneficios obtenidos en estas primeras representaciones y el resto de las mismas serán para los responsables del espectáculo.

 

10. Las actividades complementarias

         Es deseable que la actividad y la presencia del CDA sea constante a lo largo de la temporada teatral. Por eso, además de la presentación de sus propias producciones, de las coproducciones en las que interviene, y de los actos integrados en su Ciclo “Teatro Abierto”, el CDA desarrollará un ambicioso y permanente programa de actividades complementarias que podrían estar coordinadas junto con otras entidades financieras y culturales aragonesas que han adquirido ya experiencia en organizarlas o que entran claramente  dentro de su campo de interés.

         Estas actividades estarían agrupadas fundamentalmente en seis apartados.

 

         10. 1. El Festival Internacional de Teatro y Danza.

         El Departamento de Distribución y Animación asumiría la organización del Festival Internacional de Teatro y Danza que tendría su sede en el Teatro Fleta pero que utilizaría, en la ciudad de Zaragoza, otros espacios complementarios como La Aljafería, el Espacio Pignatelli, el Patio del Museo Provincial, etc.

         Algunos de los espectáculos programados podrían presentarse en otras sedes complementarias del CDA, bien a través de su Oferta de Programación, o de manera independiente.

         El Festival pretende ser el momento de la temporada en el que los espectadores puedan contemplar los espectáculos de producción nacional e internacional más interesantes y renovadores, verdaderos exponentes de las tendencias más rigurosas del teatro contemporáneo. En el conjunto de su programación deberá incluirse al menos dos espectáculos de producción aragonesa, uno de los cuales sería posiblemente una de las coproducciones entre el CDA y una empresa teatral aragonesa.

         El Festival podría presentarse a finales de Junio o principios de Septiembre, culminando o comenzando la temporada normal, y, como ya ocurre en algún otro caso nacional (Sitges Teatre Internacional), podría dedicar cada edición a un tema globalizador en torno al cual se programasen todos los espectáculos y el resto de las actividades paralelas.

 

         10.2 Actividades en torno a sus producciones y coproducciones

         El CDA propiciará, antes y después de sus presentaciones, en aquellos lugares en donde se den las circunstancias adecuadas para ello, toda una serie de actividades y encuentros con algunos de los integrantes y responsables artísticos de los espectáculos, tales como actores, director/a, etc, en estrecha colaboración con los organizadores locales de dicha actuación, escuchando previamente sus sugerencias en este sentido.

         Asímismo, pondrá a disposición de éstos, todos los materiales editados en relación con la representación en sí misma y con el conjunto de sus actividades.

 

         10. 3. Ciclo de “Lecturas dramatizadas”.

         Durante la última temporada ha venido desarrollándose con un notable éxito de público un Primer Ciclo de Lecturas Dramatizadas, organizadas por la Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI). La Dirección del CDA podría proponer a esta entidad financiera, entendiendo que esta actividad entra de lleno en lo que debe ser su filosofía de actuación, colaborar en la organización de las próximas ediciones, pero extendiendo su radio de acción e  incorporando directores de todo el ámbito de la geografía aragonesa.

         10. 4 Ciclo de conferencias y debates sobre temas teatrales.

         El CDA organizará debates y conferencias sobre diferentes temas teatrales atendiendo al interés y la oportunidad de las mismos.

         Para la primera temporada el CDA podría organizar un Ciclo de Debates sobre los quince años de desarrollo del teatro público en España, invitando a participar en él a los directores de los actuales centros dramáticos españoles y algunos de los franceses e italianos cuyas trayectorias más nos puedan interesar teniendo en cuenta las similitudes sociológicas y culturales entre Aragón y los ámbitos regionales en donde éstos se enclavan.

         Este primer Ciclo, y otras actividades, podría estar organizado en colaboración con el Vicerrectorado de Extensión Cultural de la Universidad de Zaragoza.

         Del mismo modo, el CDA podría organizar el primer año unas conferencias o debates, en colaboración con la Escuela Municipal de Teatro, sobre la Situación de las enseñanzas teatrales en Aragón  y la necesidad de crear un Escuela Superior de Arte Dramático.

         10. 5. Ciclo “Nueva Dramaturgia aragonesa”.

         Entraría dentro del interés preferente del CDA organizar actividades que sirvieran para estimular la creación de textos teatrales escritos por autores aragoneses contemporáneos y su difusión posterior. Para ello pondrá en marcha cuantas actividades estuvieran a su alcance y que podrían ser inicialmente las siguientes:

         a) Organización de diferentes talleres de dramaturgia, impartidos por nuestros autores más destacados y por especialistas nacionales e internacionales de gran prestigio. Para este primer año el CDA organizaría dos Seminarios sobre la Dramaturgia del Actor impartidos respectivamente por D. José Sanchis Sinisterra, profesor, autor y director teatral, y D. José Gil, director de escena y profesor de la Escuela de Teatro de Setúbal (Portugal).

         b) Ciclo de Lecturas realizadas por sus propios autores. En cada sesión uno de nuestros dramaturgos leerá un texto teatral inédito, con o sin la ayuda de actores. Tras la lectura se procederá a debatir y analizar el texto.

         c) Creación de un Premio de Literatura Dramática Aragonesa, con una dotación económica y que iría acompañado de la publicación al menos del texto premiado en el contexto de las ediciones específicas coordinadas desde el Departamento de Documentación.

         Estas actividades podrían estar organizadas en colaboración con la Institución Fernando el Católico y/o con la Sociedad General de Autores de España (SGAE).

 

         10. 6. Cursos para profesionales.

         A lo  largo de temporada el CDA se plantea, por último, la organización de actividades formativas diversas dirigidas a los profesionales del teatro aragonés en sus diferentes campos, impartidos por reconocidos maestros en sus respectivas materias. Estas actividades podrían organizarse en colaboración de diferentes instituciones y organizaciones aragonesas, tales como la Asociación de Empresas del Espectáculo, o la Escuela Municipal de Teatro, e internacionales como el Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo o el Goethe Institut.

         Para la primera temporada podría establecerse este programa:

         1. Curso de Dirección Escénica.

  1.          Profesor: D. Emilio Hernández, Director de Escena y Director          del Centro Andaluz de Teatro.

 

         2. Curso de Formación Actoral: La Voz y el Cuerpo al sevicio del actor contemporáneo.

         Profesor: Franco de Francescantonio, actor y bailarín.

         3. Curso de Diseño de Vestuario “Vestir al actor”.

         Profesora: Cordelia Dvorak, diseñadora alemana de teatro y     ópera.

         Estas actividades tendrían un precio de matrícula asequible, y el acceso al mismo se realizaría por riguroso orden de solicitud.

 

11. El público. Campañas de captación de público y política de precios. La animación.

 

         Es uno de los objetivos fundamentales del CDA conseguir que el número de espectadores de espectáculos teatrales crezca dentro de toda la comunidad.

         Al mismo tiempo que este aumento cuantitativo, constituye también otro objetivo prioritario elevar su nivel de disfrute y comprensión del hecho teatral, para lo cual el CDA quiere crear paralelamente los mecanismos divulgativos y formativos adecuados.

 

         11.1. Campañas de captación y política de precios: La “Asociación de Amigos del Centro Dramático”.

         Tomando como ejemplo lo realizado en este sentido en nuestro país por El Centre Dramatic-Teatre Nacional de Catalunya y el Centro Dramático Galego, y en Francia por le Theatre Des Amandiers, de Nanterre, Le Theatre National de Chaillot, y, en algunos aspectos muy concretos, por la Comedie Française, todos elllos de titularidad pública, creemos que las líneas de actuación podrían ser la siguientes:

         1) Utilizar los datos que hasta este momento se han obtenido a través de las campañas que en este sentido ha realizado la DGA, a través del Circuito de las artes Escénicas y de la Música, y complementarlos con otros más recientes. Con los resultados totales se pasará a realizar un censo de espectadores potenciales a los que el CDA se dirigirá de una manera preferente durante las tres primeras temporadas.

         2) A esos espectadores potenciales, tanto los residentes en Zaragoza como en el resto de poblaciones aragonesas que hayan solicitado a través de sus Ayuntamientos recibir la “Oferta de Programación del CDA”, del que se habla en el capítulo 12 de este informe, se les enviará inicialmente un folleto de un gran atractivo gráfico, anunciando la inminente apertura del CDA, los objetivos que persigue y, en la medida de lo posible, las actividades y espectáculos que se plantea organizar y producir en su primera temporada. Para la realización de ese folleto se solicitará la colaboración de personas y firmas emblemáticas dentro del panorama teatral aragonés y nacional, en especial aquellas que han tenido un papel decisivo en la implantación de teatros públicos en España, a los que recabará que expliquen, tanto su experiencia personal, como el significado y la importancia que en su opinión representa para Aragón la creación de un teatro público de las características que estamos definiendo.

         3) En este primer envío se anunciará también la inminente creación de la “Asociación de Amigos del Centro Dramático de Aragón(AACDA) a la que podrá tener acceso todo aquel que lo desee y satisfaga la cantidad acordada, obteniendo con ello la tarjeta acreditativa que le dará derecho a:

                   – Ver todos los espectáculos que componen dicha “Oferta de Programación del CDA” con una reducción del 50% sobre el precio de la tarifa plena.

                   – Recibir gratuitamente toda la información relativa a las actividades del CDA y los catálogos de todos los espectáculos.

                   – Reducción de un 20% en todas las publicaciones y actividades de pago del CDA.

                   – Tener derecho, por riguroso turno de petición y si el director/a no tiene inconveniente en ello, a asistir a alguno de los últimos ensayos del espectáculo, pudiendo relacionarse con el personal artístico, y conociendo por dentro los entresijos de una producción.

         4) Coincidiendo con la presentación de las producciones propias del CDA se editará un Boletín Informativo, en el que se incluirá abundante información sobre el espectáculo en sí y el resto de actividades programadas. Este Boletín se repartirá gratuitamente entre los asistentes a los espectáculos.

         5) Independientemente del Boletín, el CDA confeccionará un catálogo de una estimable calidad, con abundante material informativo, gráfico y documental, sobre cada espectáculo, que se pondrá a la venta durante las representaciones aproximadamente a su precio de coste. Los miembros de la AACD recibirán estos catálogos de forma gratuita.

         6) Para el resto de los espectadores no pertenecientes a la AACD se organizarán fórmulas de acceso reducido sobre la tarifa plena tales como:

                   a) 30% de reducción para mayores de sesenta y cinco años y personas portadoras del Carnet Joven.

                   b) 30% de reducción a grupos de diez espectadores.

                   c) 30% de reducción a aquellos colectivos (sindicatos, comités de empresa, compañeros de trabajo, asociaciones culturales, universitarios, colegios, institutos, etc.) acreditados ante el CDA y que utilicen de un modo sistemático esta fórmula de acceso.

         Es preciso tener en cuenta que no será posible acumular dos o más ofertas de reducción.

         En cuanto a los precios de las entradas en la tarifa plena, éstos fluctuarán según los criterios de cada teatro a donde acudan los espectáculos del CDA, pero esta decisión deberá ser tomada con el conocimiento y acuerdo de la dirección de este teatro público, entendiendo que lo idóneo sería que el precio fuera el mismo en todas partes, tal vez con la excepción de Zaragoza capital. Se trata con ello de evitar que exista un desfase importante en los precios de las entradas entre un teatro y otro, y que cunda pronto la sensación de que, lo que es barato en un sitio, es caro en otro.

         En cualquier caso, las reducciones apuntadas serán aplicadas proporcionalmente a las tarifas plenas acordadas finalmente para cada lugar.

         Los precios de los espectáculos cuando se presenten en la Sede Central del CDA, el Teatro Fleta de Zaragoza, deben decidirse también en función de las decisiones de carácter general que se apliquen en este tema en la globalidad de los espectáculos de todo tipo ofertados a lo largo de toda la temporada. Como dato estimativo, en mi opinión un precio razonable de tarifa plena podría rondar las 1.500 pesetas para la primera temporada.

 

         11.2. La animación.

         Se sobreentiende que la aplicación de todas estas acciones encaminadas a hacer económicamente apetecibles los espectáculos del CDA deben ir acompañados de toda una serie de actividades que los divulguen y complementen. Son las que aparecen reflejadas en el apartado 10 de este informe con el título de “Actividades Complementarias”.

         Además de las actividades generales establecidas en ese apartado, el CDA puede plantearse actividades específicas, sugeridas por los responsables culturales de los municipios adheridos a él y que, lógicamente, conocen muy bien los mecanismos y actitudes del público teatral en esos ámbitos.

         En la organización de estas actividades complementarias locales cada responsable local deberá coordinarse con el Jefe de Animación del CDA.

 

12. La explotación y la rentabilidad de los productos.

 

         Es necesario asociar el concepto de “venta de los espectáculos del CDA” al concepto complementario de poder asumir, en cierta medida, la posibilidad de distribución en nuestra comunidad de los espectáculos de otros centros  dramáticos similares, tanto nacionales como extranjeros.

         La dinámica europea en este sentido es muy clara y se ha ido sedimentando a lo largo de los últimos años con más fuerza: cada centro dramático debe velar por la identidad de sus propios principios y por la conservación y desarrollo de sus propias líneas de trabajo, éticas y estéticas, y de relación sociocultural con el medio que le proporciona su propio contexto. Pero, al mismo tiempo, los centros dramáticos europeos, preservados estos principios iniciales, van erigiéndose cada vez más claramente como lugares de creación y de producción teatrales interculturales, en los que el intercambio de experiencias, de profesionales y de espectáculos, no sólo es moneda corriente sino uno de sus pilares básicos.

         Partiendo de esta premisa, el asunto de la distribución de los espectáculos del CDA, no debemos contemplarlo sólo como la manera de la que podremos extraer cierta compensación económica por la inversión realizada, sino como un aspecto de profundas implicaciones culturales. La explotación y rentabilidad de los productos del CDA tiene varios niveles de aproximación que trataremos de definir lo más sintéticamente posible

         En este sentido, como  se apuntaba en el epígrafe 7 de este informe, propongo iniciar conversaciones con la Convention Theatrale Européenne (CTE), asociación creada en 1988 que agrupa en la actualidad a 31 centros dramáticos europeos entre los que se encuentran el Schauspiel Bonn (Alemania), el Odense Teater (Dinamarca), el Centre Dramatique National de Nice-Cote d’Azur y el Theatre National de Chaillot (ambos en Francia), el Teatro Stabile de Bologna, el Teatro Stabile de Torino (en Italia). y el CAT, el CDN y el TNC, en nuestros país, por citar algunos de los más prestigiosos o más cercanos. El objetivo fundamental de la Conventión Européenne es conocer, respetar y potenciar las diferentes culturas europeas a través de su teatro específico, y a través del intercambio de ideas, de personas y de producciones. Esta colaboración se concreta en la organización de programas tales como:

         – NET (Nueva Escritura Teatral) que pretende la promoción de las diferentes lenguas europeas a través de su momento más vivo: la escritura teatral.

         – Centro de Comunicación, con sede en Bolonia, y que ofrece a través de INTERNET un enorme panorama del patrimonio artístico y cultural de los teatros europeos.

         – Los Festivales organizados de manera conjunta y coordinada, permitiendo abaratar los costes de la exhibición de los espectáculos entre los centros dramáticos asociados y permitiendo una programación de altísimo nivel artístico en la que se incluyen abundantes espectáculos producidos por ellos mismos.

         – El Forum de Teatro Europeo (FTE), que se plantea desde 1996 como una reunión permanente de profesionales teatrales y operadores turísticos y culturales con el objetivo de  crear una red de lugares teatrales europeos.

         – El intercambio permanente de profesionales de los diferentes aspectos de la producción teatral para asistir a las producciones en calidad de colaboradores o de oyentes, y asistentes a las diferentes actividades formativas y de reciclaje técnico y artístico.

         12. 1. Los circuitos del CDA.

         Por lo expuesto en anteriores epígrafes de este informe, puede desprenderse que el CDA tiene inicialmente las siguientes vías concretas para exhibir y rentabilizar sus trabajos escénicos propios y las coproducciones en las que intervenga.

         1 En España.

         a) La vía del intercambio con otros centros dramáticos españoles y los circuitos en los que éstos habitualmente muestran sus espectáculos. Lo cual conlleva, en justa reciprocidad, que en los circuitos aragoneses también sea posible distribuir los de ellos.

         b) La vía de la negociación política con otras comunidades autónomas aunque no dispongan de centros dramáticos. El caso sería parecido en la medida que las contrapartidas de distribución deben prever posibilidades de intercambio con espectáculos de algunas compañías privadas de esas comunidades.

         c) La venta directa de los productos del CDA a teatros dependientes de instituciones municipales, a los que se iría en régimen de cachet, o de tanto por ciento del taquillaje conseguido.

         f) Fórmulas intermedias entre estas tres primeras.

         g) Podría estudiarse también una iniciativa que ha sido aplicada por algún gobierno autonómico, como puede ser el valenciano, y que consiste en alquilar una sala de exhibición en Madrid -el Teatro Reina Victoria, en este caso que se apunta-, a lo largo de un periodo de uno o dos meses durante la temporada teatral. En ese tiempo, el CDA, en colaboración con la Dirección General de Acción Cultural de la DGA, o, en su caso, con el Departamento de Artes Escénicas del IAEEMI, podría programar sus producciones propias, algunas coproducciones y otros espectáculos de empresas aragonesas que han recibido ayudas institucionales. De esta forma se puede contribuir de una manera bastante eficaz a difundir a nivel estatal nuestros productos escénicos más destacados y proyectar la propia imagen del Centro Dramático.

         Esta experiencia podría realizarse de igual modo en Barcelona, tal vez en el Teatre Goya por su relación con la Casa de Aragón en aquella ciudad.

         2 ) En el extranjero.

         a) Igualmente la vía del intercambio o la negociación con otros centros dramáticos regionales, especialmente los enclavados en zonas en donde la DGA tiene un interés especial de colaboración política, económica y cultural.

         b) Los intercambios producidos a partir de las propuestas que surjan en el seno de los órganos de coordinación de centros dramáticos a los que el CDA puedan pertenecer, tales como la reseñada Convention Européene.

         c) Las actuaciones y las giras que puedan surgir como consecuencia de la negociación y el acuerdo con el Ministerio Español de Asuntos Exteriores y/o a través de organismos de difusión de la cultura española como el Instituto Cervantes, Departamentos de Lengua y Literatura Española en universidades extranjeras, etc.

        

         3) En Aragón.

         Parece evidente pensar que el CDA debe tener su “circuito natural” preferente en aquellas poblaciones aragonesas que reúnan un mínimo de condiciones técnicas adecuadas para albergar sus espectáculos.

         Esto, que sería de una lógica indiscutible, choca con la realidad de la situación actual de los circuitos de distribución, descrita con bastante detalle en el apartado 5 de este informe, y que se puede resumir de este modo: los circuitos de distribución, sufragados mayoritariamente por las instituciones aragonesas, y especialmente por la DGA, no garantizan en la actualidad la adecuada distribución de los espectáculos producidos en Aragón, subvencionados en buena parte por la misma institución que soporta los costes económicos del propio circuito. Lo cual supone, por lo tanto, una contradicción de fondo.

         Hemos llegado a uno de los problemas fundamentales. Si la DGA decide asumir la puesta en marcha un centro de producción de las características del CDA, debe antes asegurarse un circuito que asegure, no sólo la distribución de sus propios productos, sino la posibilidad de presentar también algunos de los producidos en Aragón por sus compañías privadas, y los de los centros dramáticos con los que debe asociarse.

         La solución es compleja y requiere, como veíamos en el epígrafe aludido, de cierto coraje político para reconducir una situación que nunca estuvo demasiado clara, pero que la práctica ha ido desvirtuando progresivamente.

         Tal vez la vía podría estar en crear, dentro del primer circuito, un primer nivel integrado por los municipios que, dotados de una infraestructura adecuada para la exhibición de espectáculos de formato grande y/o mediano, estén política y culturalmente interesados en vincularse al CDA, lo cual tendría para ellos determinadas ventajas pero les exigiría también determinadas contrapartidas.

         El plan de acción con estos municipios podría ser el siguiente:

         -El CDA, en estrecha colaboración con los criterios de la Dirección General de Acción Cultural de la DGA, podría establecer lo que se llamaría “Oferta de Programación del CDA” que podría estar integrado por sus dos producciones propias y por un número a determinar de espectáculos a elegir entre sus coproducciones, entre los espectáculos a los que el CDA invita a presentar sus espectáculos en Aragón y espectáculos producidos por compañías aragonesas que han recibido dinero público, con especial acento en los producidos por compañías concertadas. Tal vez esa oferta total podría estar integrada por unos seis espectáculos. La población se compromete a asumir la programación de la “Oferta completa”, dejando el resto del año, e invirtiendo el resto de su presupuesto, para programar otro tipo de espectáculos de su libre elección.

         -El CDA y la DGA podrían tener con estos municipios comprometidos con su “Oferta completa” un trato económico preferente, incrementando el tanto por ciento de su ayuda económica y designando a ese municipio también como “sede” de la institución, lo cual le situaría en una situación privilegiada para recibir todas las actividades complementarias organizadas anualmente, compartir aspectos de la vida interna del CDA, proporcionar un lugar adecuado para realizar los ensayos, e incluso asumir el estreno de algunos de sus espectáculos.

 

         12. 2. La rentabilidad de los productos.

         El CDA debe plantearse en todos los terrenos de su actuación un estricto diseño de sus inversiones, controlando y justificando escrupulosamente el gasto público y rentabilizando al máximo, desde la perspectiva cultural, pero también desde la económica, la explotación de sus productos.

         Desde ese punto de vista, el diseño, especialmente el de sus propias producciones, debe contemplar desde el inicio un calendario muy estricto que sólo unas circunstancias muy favorables, tales como un éxito comercial indiscutible, podrían modificar.

         Para rentabilizar al máximo estas inversiones, la Dirección del CDA, a través de su Departamento de Producción, podría establecer en las primeras temporadas el siguiente esquema:

         1. Ensayo de las producciones durante un periodo máximo de dos meses.

         2. Explotación del espectáculo durante un periodo de tres meses.

         En este periodo se concentrarían la presentación en el Teatro Fleta de Zaragoza (dos semanas), en las poblaciones aragonesas con las que el CDA haya llegado al acuerdo de colaboración preferente y  las presentaciones en otros circuitos nacionales y extranjeros. A partir de esta norma, aplicada con carácter experimental en el inicio de la andadura, pueden establecerse las excepciones que el buen sentido y la rentabilidad cultural o de imagen de la propia institución aconsejen.

         Por tanto, inicialmente el CDA establecería con los actores y técnicos elegidos para integrar sus espectáculos, una relación contractual de cinco meses como máximo. Esa relación contractual estaría inspirada en los convenios establecidos por el sector profesional y recogidos en la normativa oficial, que contemplan, a su vez, diferencias entre el periodo de ensayos y el periodo de actuación propiamente dicho.

         Estos criterios fijos del CDA pueden verse alterados cuando las condiciones aconsejen la contratación de algún profesional concreto que, por su prestigio indiscutible, o por alguna peculiaridad específica, haga interesante o imprescindible su concurso.

13. Los cargos y órganos del CDA.

 

         13. 1. El Director.

         Por diversas razones históricas y de sentido común, y en coherencia con la filosofía que alienta este modelo de Centro Dramático que estamos describiendo, en donde uno de los objetivos fundamentales consiste en vincular su actividad con la de del sector teatral privado, para potenciarla y proporcionarle caminos de expansión y mejora cuantitativa y cualitativa, la persona elegida como Director del CDA deberá ser un profesional aragonés, que desarrolle su actividad en el contexto de la región y, por tanto, esté familiarizado con su historia y su problemática.

         Durante el tiempo que realice esta actividad deberá desvincularse totalmente de cualquier otra relacionada con el terreno del espectáculo y la empresa privada, dentro y fuera de nuestra comunidad, ateniéndose en este terreno a lo que marque la Ley y en concreto el Artículo 7º del Estatuto del CDA que se recoge en el apartado 16 de este informe.

         El Director debe tener absoluta autonomía para tomar sus decisiones a partir de la confianza de los cargos políticos de la DGA y, en su caso, del IAEEMI. Una vez tomadas y posteriormente puestas en práctica, el Director es el responsable de su gestión y su rentabilidad cultural y económica, de lo que deberá dar cuenta ante los órganos superiores.

         Entre las funciones que le competen estarán:

         – La Dirección del personal adscrito al CDA.

         – La Coordinación de todos los Departamentos del CDA y que son:

         1. Departamento de Producción.

         2. Departamento de Personal y Gerencia.

         3. Departamento de Distribución y Animación.

         4. Departamento de Documentación.

         5. Consejo Asesor de la Dirección.

         – Realizar el Plan de Actuación Anual que comprende el diseño de las producciones y coproducciones, las actividades complementarias, las campañas de captación de público, la política de precios, etc., dando cuenta de todo ello ante la Dirección del IAAEMI.

Para realizar este Plan deberá reunirse con los Jefes de Departamento con los que consultará la viabilidad de los proyectos.

         – Diseñar las líneas generales de la programación del Festival Internacional de Teatro y Danza en estrecha colaboración con el Departamento de Distribución y Animación.

         – Proponer la contratación de los directores de los espectáculos de producción exclusiva del CDA. Con ellos también tendrá cuantas reuniones sea necesario para delimitar el perfil exacto de los mismos y sus necesidades técnicas y artísticas. A estas reuniones se incorporarán posteriormente el Jefe de Producción y otros cargos implicados. Del mismo modo, propondrá, después de haber estudiado todas las propuestas recibidas, cuáles serán las coproducciones que se realizarán a lo largo de la temporada, suscribiendo con los responsables de los centros o empresas coproductoras un “Contrato de Coproducción”.

         – Confeccionar el Presupuesto anual y la Memoria de Actividades.

         – Proponer ante el IAAEMI la contratación de los responsables de los Departamentos del CDA, esto es, del Jefe de Producción, el Jefe de Distribución y Animación, y el Coordinador del Departamento de Documentación. Deberá valorar por encima de cualquier otra consideración, las capacidades concretas de las personas elegidas para la ejecución de las tareas específicas, y establecerá con ellos las líneas generales de actuación en todos los ámbitos.

         – Ser oído en relación a la designación de la persona que será Jefe del Departamento de Personal y Gerencia.

         – Proponer la contratación del personal técnico y artístico que integrarán los repartos de las producciones propias, habiendo escuchado previamente a los directores artísticos de las mismas y al Jefe de Producción. Podrá organizar para ello todo tipo de pruebas de selección a las que deberá dar la oportuna publicidad.

         – Designar los vocales del Consejo Asesor.

         – Elaborar los planes de trabajo y organización de las actuaciones y las Giras, en colaboración con los directores artísticos de las producciones y el Jefe de Producción. Decidirá finalmente, en estrecha colaboración con el Jefe del Departamento de Distribución y Animación, las poblaciones a las que se acudirá, en qué fechas, y en qué condiciones técnicas y económicas.

         – Mantener contactos permanentes y reuniones de trabajo con los responsables de las “Sedes Complementarias del CDA”, con quienes intercambiará propuestas de animación, etc.

         – Establecer los planes de publicaciones y las relaciones públicas de todas las producciones y actividades del Centro en colaboración con el Jefe de Distribución y Animación y el Jefe del Departamento de Documentación.

         – Establecer el calendario de las actividades anuales encaminadas al mejoramiento técnico y artístico del personal adscrito al CDA.

         – Representar al CDA ante el resto de centros dramáticos nacionales e internacionales, y todos los organismos con los que se hayan suscrito acuerdos de colaboración, asistiendo a sus reuniones de trabajo. Si las circustancias así lo aconsejan, podrá delegar esta representación en alguno de los Jefes de Departamento.

         – Establecer el contenido de la tablilla y velar por su cumplimiento dando cuenta al Gerente y al Jefe de Producción.

         – Velar por el cumplimiento del Estatuto.

         – Hacer cumplir el Régimen Disciplinario del CDA.

 

         13. 2. El Jefe del Departamento de Producción.

         El Departamento de Producción es el ámbito del CDA en el que se diseñan y se ponen en práctica los proyectos de producción de los espectáculos y de las necesidades técnicas del resto de las actividades.

         Desde este Departamento, igualmente, se contemplan las necesidades técnicas fundamentales y se ponen los medios adecuados para hacer posible la exhibición de los espectáculos tratando de prever y solucionar todos los problemas que pudieran surgir y tratando de evitar la degradación técnica que llevan implícitas las giras.

         En los almacenes de este Departamento, situados en las dependencias del Teatro Fleta, de Zaragoza, se conservarán en condiciones adecuadas tanto el material técnico que es propiedad del CDA, como los materiales de atrezzo, escenografía, vestuario, etc., de los espectáculos en gira, y los procedentes de espectáculos que ya no tienen distribución en la actualidad.

         Al frente del Departamento de Producción se encuentra un responsable, elegido por el Director. Durante el tiempo que ejerza esta actividad se le aplicará el Artículo 7 del Estatuto del CDA referente a las incompatibilidades.

         Las funciones del Jefe de Producción serán:

         – Diseñar y responsabilizarse de los Planes de Producción de los espectáculos propios del CDA, después de escuchar a los directores de los mismos y el Director del CDA con quienes se reunirá cuantas veces sea necesario.

         – Diseñar, del mismo modo,  y hacerse responsable de los Planes de Producción de las Coproducciones, en estrecha colaboración con los encargados de estas tareas en las empresas o centros dramáticos coproductores, y con los directores de los espectáculos.

         – Diseñar la cobertura técnica y de producción del resto de las actividades que organiza el CDA, incluido el Festival Internacional de Teatro y Danza.

         – Coordinar a todo el personal adscrito a su Departamento, estableciendo los planes de trabajo, los turnos, las prioridades, etc.

         – Coordinar los elementos técnicos y materiales que intervienen en la realización de los espectáculos.

         – Proponer la compra o alquiler de los materiales que intervienen en los espectáculos y de los elementos técnicos que se emplean para ello.

          – Establecer los criterios fundamentales para el adecuado almacenamiento y la custodia de todo el material propio o alquilado del Departamento.

         – Velar por las necesidades técnicas de las compañías en gira.

 

         13. 3. El Jefe del Departamento de Distribución y Animación.

         Desde este Departamento se realizan las siguientes actividades:

         a) En cuanto a la Distribución.

         – Diseño y puesta en práctica de las tareas adecuadas para la venta y difusión de los espectáculos producidos y coproducidos por el CDA y el resto de las actividades que organiza, en los circuitos de distribución habituales, tanto en el ámbito aragonés, como en el nacional y en el internacional.

         – Programar en la Sede Central del CDA y en el Circuito de Aragón, en el interior de la “Oferta de Programación del CDA” espectáculos de otros centros dramáticos con los que se tienen acuerdos de colaboración y/o intercambios en este sentido.

         – Actuar de manera particularmente coordinada con la Dirección del Circuito Aragonés de las Artes Escénicas y de la Música.

         – Investigar de manera permanente nuevas fórmulas de distribución de los espectáculos para ensanchar su posibilidad de exhibición.

         b) En cuanto a la Animación.

         – Poner en práctica todos los Planes de Animación y Política de Precios, campañas de espectadores, reducciones, diseñados por la Dirección del CDA.

         – Proponer a la Dirección del CDA las modificaciones o mejoras de estos Planes.

         – Asumir la coordinación del Festival Internacional de Teatro y Danza.

          – Diseñar todos los Planes de Publicidad y de Imagen del CDA.

         – Establecer las líneas generales de lo que debería ser la propuesta estética y los contenidos de todas las publicaciones y contratar para llevarlas a la práctica los servicios de empresas de diseño gráfico, todos los Boletines, folletos y Programas de mano de los espectáculos del CDA en estrecha colaboración con el Director y, habiendo escuchado las sugerencias que en este sentido pudieran aportar los directores de los espectáculos.

         El Jefe del Departamento de Distribución y Animación tendrá, por tanto, como función específica, todo lo referente a la distribución y promoción de las producciones, coproducciones y actividades complementarias del Centro. En lo referente a la distribución en la comunidad aragonesa actuará en estrecha colaboración con los responsables del Circuito Aragonés de las Artes Escénicas y de la Música. Coordinará también los planes de publicidad y relaciones públicas del CDA, la política de precios, así como los planes de animación que tienen como objetivo la creación de nuevos públicos: relación con centros de enseñanza, asociaciones culturales, universidades, centros laborales, sindicatos, convenios con espectadores, etc.

         Su contratación será a propuesta del Director. Durante el tiempo que realice su actividad se le aplicará el Artículo 7 del Estatuto del CDA referente a las incompatibilidades.

 

         13. 4. El Jefe del Departamento de Personal y Gerencia.

         Ostentará la Jefatura del Departamento de Personal Gerencia un funcionario de la Consejería de Cultura y Turismo de la DGA.

         Sus funciones serán las siguientes:

         – La supervisión y dirección de los asuntos de personal y los económico-administrativos del CDA.

         –  La coordinación de los referidos asuntos con los organismos del IAAEMI y/o con los Departamentos correspondientes de las Consejerías de la DGA implicadas en la gestión del Centro.

         – La supervisión, junto con el Jefe de Producción, de las distintas actividades del CDA.

         – Ostentará la Secretaría del Consejo Asesor de la Dirección.

 

         13. 5. El Jefe del Departamento de Documentación.

         El Jefe del Departamento de Documentación coordina la actividad del mismo, establece las líneas generales de trabajo y marca las prioridades. Será elegido por el Director y durante el periodo que desarrolle su actividad se le aplicará el Artículo 7 del Estatuto del CDA referente a las incompatibilidades.

         El Departamento de Documentación podría empezar a funcionar de una manera plena a partir de la tercera temporada de creación del CDA. Ello por dos motivos.

         El primero, porque su trabajo es de una enorme complejidad y precisa de un debate de fondo sobre su alcance y objetivos, debate en el que deben implicarse aquellas instituciones que en la actualidad desarrollan en Aragón tareas similares y con las que el CDA deberá llegar sin duda a acuerdos posteriores. Por ejemplo, la Universidad de Zaragoza, la Escuela Municipal de Teatro y la Institución Fernando el Católico de la Diputación Provincial de Zaragoza.

         El segundo, porque para realizar todas las tareas y funciones de este Departamento será necesario contar con unas instalaciones adecuadas que es necesario diseñar.

         En una primera fase, sin embargo, el Departamento de Documentación asumirá ya determinadas tareas, tales como:

         – Diseño de todos los planes de actuación para poner en marcha el Departamento.

         – Realización de un estudio sobre sus propias necesidades infraestructurales de cara a cumplir plenamente sus propios objetivos.

         – Grabación en vídeo de todas las producciones y coproducciones del CDA, y cuantos espectáculos producidos por compañías aragonesas y subvencionadas con dinero público, se consideren de interés.

         – Grabación en vídeo de otro tipo de manifestaciones culturales parateatrales, que sean considerados de interés preferente de cara a iniciar la Videoteca del Departamento.

         – Elaboración de un primer listado de obras de teatro y publicaciones en general sobre temas teatrales que compondrán la primera remesa de lo que terminará siendo la Biblioteca del Departamento.

         – Edición de las primeras publicaciones del CDA.

         – Entrar en contacto y establecer pautas de colaboración con otros organismos de fines similares, tales como la Unidad de Documentación del Centro Andaluz de Teatro, el Centro de Documentación Teatral Sociedad Canaria de las Artes Escénicas y de la Música, el Institut del Teatre de Barcelona, el Centro de Documentación e Investigación de la Escuela Navarra de Teatro, el Servicio de Documentación de Teatres de la Generalitat Valenciana, el Servicio de Documantación del INAEM, el Centro de Documentación Teatral del INAEM y el Centro de Comunicación de la Convention Theatrale Européene.

         a) Los objetivos fundamentales del Departamento son:

         Proporcionar datos e información y materiales documentales a todos los profesionales y usuarios en general que los necesitan y de dar testimonio de la actividad escénica que se produce y se ha producido en nuestra comunidad, no sólo conservándola, sino dándole un soporte de información actualizada y útil.

         Para ello, Departamento de Documentación irá creando sus propios fondos documentales que se irán tratando de la siguiente manera:

         –Catálogo de las Artes escénicas: Base de datos bibliográfica y videográfica.

         –Directorio de las Artes Escénicas: Información sobre espacios escénicos, empresas teatrales, festivales, actores, técnicos, programadores, etc, en el ámbito de nuestra comunidad.

         -Bases de Datos en Archivo Optico.

         -Catálogo de obras inéditas de teatro aragonés.

         -Efemérides teatrales.

         b) A partir de estos fondos documentales el Departamento se planteará organizar los servicios siguientes:

 

         -Lectura en sus propias instalaciones.

         -Préstamo de monografías.

         -Préstamo interbibliotecario.

         -Información bibliográfica.

         -Catálogos integrados e informatizados.

         -Dossier de información procedente del Archivo Optico.

         -Filmaciones.

         -Revistero especializado en artes escénicas.

         -Reprografía.

         -Visionado.

         -Audiciones.

         -Consultas telefónicas/Fax/ Correo electrónico.

         -Publicaciones.

         En este último apartado, el Departamento asumiría la edición de las siguientes publicaciones:

         1. Teoría Teatral. Se trataría de un espacio para la reflexión sobre los diferentes aspectos constitutivos del hecho escénico, debates sobre temas de actualidad teatral, etc. Podrían editarse dos números por temporada coincidiendo con los estrenos de las producciones propias del CDA.

         2 Textos dramáticos. Colección de textos de autores aragoneses de todos los tiempos, en donde se incluirían los ganadores del “Premio de Literatura Dramática”

 

         13. 7. El Consejo Asesor.

         El Consejo Asesor es un órgano consultivo que preside y convoca el Director del CDA, en el que pueden y deben discutirse las líneas fundamentales del CDA en todos los campos de su actividad.

         El propósito inicial es que se convierta en un órgano vivo y útil de asesoramiento al Director, integrado por personas que estén dispuestas a colaborar de una manera especialmente activa aportando permanentemente ideas e iniciativas y realizando una crítica sincera y constructiva sobre cualquier aspecto de la gestión del CDA.

         Serán miembros del Consejo Asesor:

         a) Con voz pero sin voto: el Jefe de Producción, el Jefe de Distribución y Animación, el Jefe del Departamento de Documentación, y el Gerente, que actuará como Secretario del Consejo.

         b) Dos responsables de Sedes complementarias del CDA.

         c) Tres profesionales de prestigio en el ámbito del teatro aragonés, elegidos por el Director.

         d) Un representante elegido entre los miembros de la Asociación de Empresas.

         e) Un representante elegido por el Vicerrectorado de Extensión Cultural de la Universidad de Zaragoza de entre las personas que en esta institución tienen relación con el teatro práctico y con las actividades de promoción y enseñanza del teatro.

         f) Un representante de la crítica teatral o del periodismo cultural.

         g) Dos personas de prestigio en el ámbito de la cultura aragonesa, no necesariamente vinculados a la práctica teatral, elegidos por el Director.

         El Consejo se constituirá por periodos bianuales y se reunirá al menos dos veces al año en convocatoria ordinaria, y cuantas veces lo decida el Director en convocatoria extraordinaria. En una primera fase es previsible que las reuniones sean más frecuentes.

 

14. La Sede del CDA.

 

         En la línea de lo expuesto en el apartado 12 de este informe podemos distinguir dos tipos de sedes del CDA:

 

         14. 1. La Sede Central: el Teatro Fleta de Zaragoza.

         Se entiende como Sede Central del CDA, el Teatro Fleta de Zaragoza, que será el lugar físico en donde se concentrará la mayor parte de su actividad organizativa, administrativa y artística.

         En este lugar se presentarán las producciones y las coproducciones del CDA, así como los espectáculos provenientes de los intercambios con otros centros dramáticos españoles y europeos, en estrecha coordinación con el programador o programadores de otras actividades escénicas, tales como opera y danza.

         En el Teatro Fleta estarán igualmente las oficinas del CDA, los despachos del Director, de los Jefes de cada Departamento y del personal adscrito a los mismos, y la sala de reuniones del Consejo Asesor. Contará, por tanto, con el equipamiento tecnológico y el mobiliario adecuado para el normal desarrollo de sus funciones específicas.

         En este lugar, igualmente, se acondicionará un amplio espacio para el almacenamiento adecuado de los decorados, elementos de atrezzo y vestuario, de los espectáculos que dejan de estar en su repertorio, así como el material técnico usado en las giras de sus espectáculos actuales.

         Por tanto, la Sede Central será a todos los efectos el centro operativo del CDA.

         Es preciso decidir sobre el terreno si se ubicará también en este lugar las dependencias del Departamento de Documentación cuando éste entre a funcionar de una manera definitiva.

 

         14. 2. Las sedes complementarias.

         Tendrán rango de sedes complementarias del CDA los teatros y salas de espectáculos dependientes de aquellos municipios o diputaciones provinciales que hayan suscrito el acuerdo de compra y exhibición en su localidad de la “Oferta de Programación del CDA“.

         Esta oferta incluye la posibilidad de programar gratuitamente las actividades complementarias, de organizar los ensayos de los espectáculos e, incluso de acoger algunos de sus estrenos.

         Dos representantes de estas Sedes Complementarias integrarán el Consejo Asesor del CDA.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Centro Dramático de Aragón, Teatro en Aragón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: