Alfajarín: un festival que no debe morir nunca

No hay nada más hermoso y noble que hacer algo por auténtica afición. Los franceses reservan una de sus mejores palabras para certificar esa realidad. “Amateur” es aquel o aquella que siente pasión por lo que hace, sin esperar nada más que la propia satisfacción de hacerlo, con independencia de que esa actividad le reporte posteriormente algún tipo de beneficio.

Sin embargo, en nuestro país, paradójicamente, el concepto “amateurismo” encierra una acepción habitualmente peyorativa y es uno de los más devaluados que existen, precisamente porque el mundo en general y nuestra sociedad en particular veneran estúpida e irracionalmente la especialización (la “barbarie del especialismo”, que decía Ortega y Gasset…b), y la supuesta profesionalidad, como valores ante los que hay que agachar la cabeza de forma sumisa.

En sintonía con lo que acaba de decir más recientemente Antonio Banderas (“yo aspiro a que mi trabajo sea siempre un hobby…”), creo que los profesionales de cualquier cosa deberíamos pretender seguir siendo siempre “amateurs”, manteniendo a gala esa condición de tales, intentando no perder por el camino esa imprescindible dosis de emoción y de ilusionante encanto que nuestra actividad debe siempre proporcionarnos, alimentando la llama que un día, en algún caso, iluminó nuestras vidas, y en otros, para su desgracia, las incendió hasta chamuscarlas.

En el teatro también. Hay quienes decidieron, después de ser “aficionados”, que su vida y el medio para ganársela, debía seguir guardando relación con la afición de la que partió todo. Ese paso entraña riesgos y zozobras, y para conseguir que su decisión fuera coherente y merecedora de algún éxito, debían intervenir en primer lugar su talento, en segundo su perseverancia, y, en último lugar, las instituciones públicas para echar una mano, sin pretender que éstas sustitiyan la ausencia o la manifiesta escasez de los dos primeros.

Pero hay quienes siguen decidiendo seguir “sólo” amando el teatro y dedicándose a él en los momentos en que su profesión real se lo permita. Estos también deben tener talento y perseverancia naturalmente, y también deber ser protegidos y ayudados, en esa misma medida.

No descubro nada si digo que el quid de la cuestión está, como en casi todo, en aceptarse uno en su propio terreno sin desconfiar y denostar el de los demás. Es un hecho irrefutable que aquellas comunidades en que el teatro significa algo importante en la vida de las personas que las componen, es donde conviven sin violencia, más bien en armonía, el teatro público, el privado profesional y el aficionado.

Por eso luché con todas mis fuerzas para que el Gobierno de Aragón creara un Centro Dramático desde donde pudiera elevarse el nivel artístico de nuestro teatro profesional. Por la misma razón siempre he tenido un cariño especial por el Festival de Teatro Aficionado de Alfajarín, en donde como director de escena participé en una de sus primeras ediciones. Alfajarín sigue significando algo limpio, claro y estimulante en el calendario de actividades culturales de Aragón, que no demuestra complejo alguno en mostrarse como realmente es y quiere seguir siendo: una muestra de teatro aficionado.

El esfuerzo de muchas personas, a las que, por cierto, no hay que explicar nunca lo hermoso que es el teatro y la capacidad que tiene para integrar a la sociedad en proyectos que la estructuran y le ayudan a mejorar día a día, hace posible que el sueño de Alfajarín continúe, a pesar de los años, los contratiempos y, demasiadas veces, de los malos entendidos.

Y que dure.

                                                        Francisco Ortega.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Centro Dramático de Aragón, Teatro en Aragón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: