Teatro Arbolé: el sueño que se hizo realidad.

74TeatroArboleIntrep

Publicado en “Primer Acto”, Nº 265 (Septiembre-Octubre 1996)

 

Cuando llegue la próxima primavera, la Sala Arbolé cumplirá sus primeros ocho años de existencia. En Mayo de 1990 unos enanorados de los títeres, capitaneados por el más enamorado de todos, Iñaki Juárez, que ya por entonces conocían bien el polvo de los caminos, las plazas y algunos teatros de Aragón y del resto de España, decidieron embarcarse contra viento y marea y sin ningún tipo de ayuda institucional, en un proyecto de sala estable -la primera que se abriría en Zaragoza de estas características-, que fue calificado entonces como descabellado por muchos derrotistas e incrédulos.

 La Sala Arbolé, capaz para acoger a más de ciento veinte espectadores y situada en el populoso barrio del Actur, presenta ahora su nueva programación para la temporada 95/96 y un extenso y coherente abanico de proyectos para público infantil y adulto, que incluye una ambiciosa presentación de espectáculos propios y ajenos, nacionales e internacionales, el ciclo ya consolidado “Más o menos juglares”, y la aparación de nuevos títulos en su interesantísima vertiente editorial.

 Francisco Ortega.- Un largo recorrido de titiritero ya…

 Iñaki Juárez.- Así es. De aquella primera etapa de la compañía recuerdo especialmente las peleas con los antiguos socios, que marcaron mucho el rumbo posterior, como a casi todos los teatreros… Recuerdo también el comienzo del Festival Internacional de Titeres y Marionetas de Zaragoza con el que colaboramos estrechamente. En un primer momento éramos ocho los componentes, con lo que, a veces, teníamos que actuar de canto, porque no cabíamos en los teatros… Y días, y días y días de ensayo… ¡Ensayábamos entonces mucho más que ahora!

 F.O.- Y llegó un momento en que el cuerpo os pidió poder disponer de un lugar propio para trabajar.

 I.J.- La inauguración la hicimos coincidir con la Feria de Huesca de aquel año. Y de aquel comienzo lo más agrio que recuerdo de aquel primer fin de semana fue que coincidió el paso por el barrio de la Vuelta Ciclista a España con lo que cerraron las calles principales y tuvimos que empezar suspendiendo la función porque sólo pudieron llegar hasta nosotros dos espectadores que, por cierto, tuvieron que andar más de una hora para poder estar allí. Fue un mal presagio, pero, si quieres que te sea sincero, yo nunca he sentido miedo a que el proyecto no funcionase, a pesar de que hemos pasado por momentos de graves dificultades. Una vez llegamos hasta anunciar en la prensa que cerrábamos. Pero no era verdad. Lo hicimos en ese momento para presionar a determinadas instituciones a que nos ayudaran.

 F.O.- Uno de los aspectos que parecían poco favorables para el éxito de la estabilización de la empresa era la ubicación de la sala en la periferia de la ciudad. Finalmente, ¿ha jugado a vuestro favor este supuesto inconveniente inicial?

 I.J.- No lo sé. En las funciones públicas todavía no me atrevo a decir si ha sido bueno o malo. Si estás en el centro, los problemas de aparcamiento son enormes, cosa que no ocurre en el Actur, y la mayor parte de la gente que lleva niños se mueve sobre todo en coche. Y, desde luego, para las funciones que hacemos concertados con escuelas, colegios, etc, el sitio juega a nuestro favor por completo. La verdad es que hace unos tres años que no hacemos un sondeo en este sentido, pero el último nos indicó claramente que el público era de todas las zonas de la ciudad. Ahora creo que empieza a haber más público del barrio pero tenemos que constatarlo. Hay un dato que, sin embargo, avala ya esta intuición. La mayor parte de las personas que nos han dejado sus datos y que reciben nuestro boletín informativo “Al loro”, en donde anticipamos la programación y el resto de actividades, viven aquí.

 

Ayudas, estabilidad, etapas en el recorrido, organización del trabajo.-

 F.O.- ¿Qué etapas habéis atravesado?

 I.J.- En un primer momento, es decir, las tres primeras temporadas, nos limitamos a una programación de fin de semana exclusivamente de títeres infantiles. Como la experiencia empezó a ir bien, pensamos en doblar el número de funciones, manteniéndonos en sábados y domingos. A partir del tercer año comenzamos el ciclo para adultos que llamamos “Más o menos juglares”, y que ha arraigado como uno de los platos fuertes de la programación anual.

 F. O.- Sorprende que un proyecto que ha arrojado un balance de aceptación popular y de coherencia muy considerables haya tenido a lo largo de estos años tan poca ayuda institucional.

 I.J.- Sí, es bastante sorprendente, desde luego. La primera subvención del Gobierno de Aragón, de un millón de pesetas, nos llegó al tercer año también, y curiosamente fue como “ayuda para la instalación del teatro’, cuando hacía bastante tiempo que funcionaba.  Después el Gobierno no nos volvió a dar dinero hasta el año pasado, que nos dieron millón y medio, incluyendo una advertencia de que era para la sala y para la compañía. Este año nos han dado dos, con la misma advertencia… El Ayuntamiento de Zaragoza nos dio otro millón hace bastantes años y el Ministerio de Cultura jamás nos ha concedido ni una peseta…

 F.O.- …con lo cual se demuestra, una vez más, que el acceso al Ministerio lo tiene más sencillo cualquier grupo más o menos estable que surge en Madrid, que una compañía que “en provincias”-como se dice desde el centro con una innegable dosis de paternalismo y desprecio-, consigue atrapar cerca de veinte mil espectadores, como vosotros en la temporada pasada, realizando, nada menos, un total de ciento setenta y cinco funciones.

 I.J.- Así es. Y reiterando año tras año nuestra petición formal de convertirnos en sala concertada. Nos han contestado de todo. Desde que la decisión era discrecional y no nos había tocado, hasta que no se concedían a asociaciones culturales, que es lo que éramos al principio, que no había presupuesto para ese año, etc. Nosotros, por nuestra cuenta, hemos seguido nuestro camino, asociándonos por supuesto, en la Coordinadora Nacional de Salas Alternativas desde el principio de su fundación, en su circuito de distribución, etc.

 F.O.. ¿Cuánta gente compone la compañía y cuál es vuestra organización interna?

 I.J.- De las seis personas que integramos la compañía hay cinco cuyo trabajo está absolutamente ligado a la sala. Es decir, mensualmente la empresa paga seis nóminas. Estamos ciertamente más o menos bien organizados, separando la actividad en áreas de acción concreta -gerencia, distribución, técnica, de programación, etc-, pero lo cierto es que a veces todavía andamos abrumados por la cantidad de trabajo y de proyectos que llevamos entre manos. Pero como se dijo en Gijón, en la última reunión de titiriteros, existe una cosa que se llama “autoexplotación” y que está muy difundida en este campo del espectáculo.

 

La sala Arbolé suele abrir sus puertas en el mes de Septiembre y las cierra en Abril. El buen tiempo es una mala noticia para ellos puesto que una brizna de sol inclina a los padres hacia los parques y el aire libre en detrimento de los interiores y, por supuesto, de los títeres. Con todo, durante estos largos ocho meses la actividad es frenética pues los frentes de actuación son múltiples.

 I.J.- Cada vez es más sencillo hacer una programación de títeres… En estos siete años han pasado por la sala del orden de las ciento cincuenta compañías y habremos tenido, tal vez, sólo dos o tres casos que no han aceptado nuestras condiciones económicas. La mayoría se han adaptado, rebajando, a veces, su propio cachet. Esto, sin duda, es posible porque en el campo de la marioneta hay un enorme espíritu de colaboración de todo el mundo. Y una cosa muy curiosa y repetida: casi todos los marionetistas que vienen nos confiesan que en algún momento de su vida han pensado abrir una sala de estas características. Supongo que como los titiriteros estamos siempre a la intemperie echamos de menos el cobijarnos de vez en cuando en una casa confortable.

 F. O.- ¿Cuáles son las líneas de actuación para esta nueva temporada?

 I.J.- Abrimos la programación infantil con Títeres Taraneya. Después irán pasando Pizzicato, de Argentina; el Teatro Tradicional de Muñecos de Chile; el MUF, de México; el Teatro de títeres La Pareja, de Argentina; para continuar con un espectáculo fantástico titulado Escenas de la Opera de Pekín, a cargo del marionetista chino  YANG FENG. En cuanto a la programación de adultos incluye durante los primeros meses a TARANEYA, LOS MOROCHOS y LAS BIEN TOCADAS TRES. Por otra parte pensamos aumentar la colección “Titirilibros”, que recoge textos específicamente pensados para títeres, con dos volúmenes más. La otra colección, “Librititeros”, que la pensamos para incluir otro tipo de textos, subceptibles de ser adaptados para los títeres, pensamos cambiarle de formato esta temporada.  En el ciclo “Más o menos juglares”, que en estos momentos estamos ultimando, incluiremos una noche dedicada a los cuentos, en la que esperamos contar con Federico Martin y Bernardo Atxaga, una noche de títeres, con  YANG FENG, Roberto Spina y Héctor di Mauro, una noche de folklore, con la actuación de los segovianos Habas Verdes, y una noche de cantautores, con Mauricio Aznar, Antón Abad y Carlos y Alicia y algunos otros. Por supuesto nosotros continuaremos actuando en nuestra sala, en infindad de pueblos de Aragón -más de cien la temporada pasada-, y en el resto de España.

 F. O.- Supongo que después de este balance tendréis la profunda sensación de que el riesgo ha merecido la pena.

 I.J.- Rotundamente. Ha sido muy divertido a pesar de que a veces ha podido flaquear la moral. Además durante estos años hemos conocido a un montón de gente y nos conoce un montón de gente. Yo creo que un altísimo tanto por ciento de las compañías iberoamericanas que pisan España preguntan por nosotros, por el Teatro Arbolé, porque ya han estado aquí, o porque hemos mantenido algún contacto anterior, etc. Y eso es gratificante. Por otra parte el hecho de haber propiciado el paso por la sala de tantos compañeros nacionales e internacionales nos ha posibilitado seguir aprendiendo. Ha sido casi inevitable aprender.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Artículos en Primer Acto, Teatro en Aragón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: