Homenaje a Fernando Lázaro Carreter

(Leí este texto en el Paraninfo de la Antigua Facultad de Medicina con motivo de un homenaje que se hizo a la figura de Fernando Lázaro Carreter el 4 de Mayo de 2004).

Lazaro

Excmo. Sr.  Ilmos, etc, etc,,,

Estamos aquí para recordar la vida y la obra de un hombre excepcional nacido en Zaragoza el 13 de Abril de 1923. Un hombre del que el escritor Antonio Muñoz Molina ha dicho que “cazaba al vuelo los disparates lingüísticos con la misma delectación con que Navokov atrapaba una mariposa”. Un erudito que ha escrito más de cien monografías y estudios sobre filología y crítica literaria, y que ha consagrado su vida a reflexionar sobre la lengua con un inmenso e impagable rigor, del que se han beneficiado innumerables profesores -él que fue siempre un maestro de maestros-, pero, al mismo tiempo, con un sentido del humor y un espíritu divulgativo, en el más limpio sentido de la palabra, del que finalmente nos hemos beneficiado todos. Porque sus afilados y humorísticos “dardos en la palabra”, esparcidos durante años en los periódicos Informaciones, ABC o el País, han sido una de las lecturas más estimulantes y divertidas para quienes consideramos, como él nos enseñó certeramente, que “la lengua natural es el archivo adonde han ido a parar las experiencias, saberes y creencias de una comunidad”.

 Las personas que en este acto intervendrán para hablarnos sobre nuestro paisano Fernando Lázaro Carreter, fallecido en los primeros días del sangriento mes de Marzo de este año, irán desgranando los múltiples aspectos en los que su trayectoria ha sido sencillamente ejemplar. Por ello sólo anticiparé que el 11 de Junio de 1972 leyó su discurso de Ingreso que versó sobre el “Diccionario de Autoridades entre 1713 y 1740”. Dirigió esta institución entre 1991 y 1998 sustituyendo a Manuel Alvar. Por último que, entre otros muchos premios y galardones obtuvo el Premio Aragón de las Letras en 1990.

 Permítanme, sin embargo, que en mi calidad de director del Centro Dramático de Aragón, destaque ahora uno de esos aspectos. El de haber amado profundamente la actividad teatral y haber conocido como pocos los mecanismos de la creación dramatúrgica y escénica. Uno de sus mejores alumnos, el también miembro de la Real Academia de la Lengua, José Antonio Pascual, hoy presente entre nosotros, recordaba recientemente con un inmenso cariño que “cuando se puso a dirigir a unos cuantos jóvenes alumnos una obra teatral, su mirada llegó a perder por unos momentos el brillo del acero que habíamos visto en sus clases, y, aunque distante y tensa siempre, empezó a dulcificarse con una escondida alegría que luego he podido entrever tantas veces en ella”.

 Además de autor de un considerable número de excelentes estudios sobre el teatro medieval o sobre la obra de Federico García Lorca, Leandro Fernández Moratín o Lope de Vega, de haber publicado en la revista Blanco y Negro críticas teatrales insuperables, fue también el guía que nos ayudó a muchos profesionales a conocer mejor a personajes tan relevantes en la escena europea como el propio Antonin Artaud. Recuerdo particularmente un memorable artículo en la revista Primer Acto aparecido en Septiembre de 1973 en el que, además de establecer curiosos e inteligentes paralelismos entre Artaud y Miguel de Cervantes, nos presentaba a este visionario genial, entonces prácticamente desconocido en España, como un impulsor de las vanguardias teatrales de los años setenta, representadas por el Living Theatre, el Roy Hart Theatre, el trabajo de Jerzy Grotowski o el teatro pánico de Fernando Arrabal. Es decir, que Lázaro Carreter fue también un experto conocedor de lo más renovador, y si se me permite la expresión, del menos literario de todos los teatros, aunque llamaba “texticidas” a los directores de escena que se dejaban llevar frecuentemente por su propia incontinencia. Pero también es cierto que su inmensa versatilidad le llevó a escribir la obra “La señal”, publicada en 1956, o a realizar un ejercicio, que más parece una pirueta intelectual, escribiendo la obra “La ciudad no es para mí”, a la medida de su paisano Paco Martínez Soria, que fue llevada al cine por Pedro Lazaga en 1965. Para este último menester Lázaro Carreter decidió con cierto pudor llamarse Fernando Ángel Lozano. Como ha escrito su amigo el Catedrático Francisco Rico, Fernando Lázaro “que se sabía de corrido el teatro universal, aceptó el envite como una diversión, como una muestra de dominio, con distancia, sin involucrarse afectivamente”.

 Por todas estas razones, el Consejo de Administración del Centro Dramático de Aragón, dependiente de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, aprobó en su última reunión que uno de sus proyectos más queridos y que van a ponerse en marcha este mismo año -la concesión de un premio anual para un texto teatral original en lengua castellana llevara el nombre de este aragonés ilustre, de cuya aportación a nuestra cultura, y en concreto a nuestra actividad escénica, todos nos debemos sentir orgullosos.

 Y, sin más, escuchemos las voces de quienes de verdad conocen la importancia de la obra de este zaragozano que realizó sus primeros estudios en el Instituto Goya de nuestra ciudad, cuyos restos por su expreso deseo reposan en el cementerio de la localidad de Magallón, a cuya habla le dedicara en 1945 uno de sus primeros trabajos, y que, como Albert Camús o Bertold Brecht, gozaba con los éxitos y sufría con los fracasos del equipo de fútbol de su tierra, en una actitud personal que revela a las claras que no sólo poseía una enorme sabiduría intelectual sino que participaba de manera entusiasta de los pequeños afanes de la existencia.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Centro Dramático de Aragón, Leídos en público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: