Archivo para agosto 2009

El Hamlet de Kenneth Branagh (1996)

agosto 30, 2009

hamlet branaght

 

 

 

 

 

 

 

Grandeza

Pocos textos con una grandeza comparable a la de Hamlet, mitad loco, mitad visionario, mitad víctima, mitad verdugo. Hamlet, paradigma del propio ser humano, con sus excelencias y sus miserias, sus enormes dudas y sus escasas certezas. El genio de Shakespeare se muestra en esta tragedia en todo su esplendor. Recoge un argumento, al que eleva a la categoría de obra maestra de la literatura dramática.

Se han hecho multitud de versiones sobre los escenarios. Yo he visto bastantes, y recuerdo con especial cariño la de Patrice Cherau, limpia, conmovedora, en París, y la de José Luis Gómez, en España, no hace mucho años, dentro de los límites de una más que evidente corrección. Ahora en Madrid puede verse la versión de Tomaz Pandur con la sorpresa (relativa) de que ese personaje lo interpreta una actriz, Blanca Portillo, que ya se atreve con todo y sale airosa de todos los retos en los que se mete.

hamlet_4

En el cine es una referencia obligada la versión de Laurence Olivier de 1948, tan ortodoxa y pedagógica. También es recordable la de Franco Zefirelli de 1990, tal vez demasiado truculenta y comercial, protagonizada por Mel Gibson. Pero a mí me deslumbra la versión que en 1996 hizo Kenneth Branagh, interpretando y dirigiendo una joya, una de las cimas del mejor cine que se atreve con el mejor teatro, y que entre ambos se enaltecen y se potencian.

Inteligencia, belleza, sabiduría, eficacia… No hay palabras suficientes para adjetivar esta excelencia que conjuga, sin pervertirla ni edulcorarla, la profunda reflexión filosófica que Shakespeare nos propone, y nos divierte con la parte jocosa y humorística, también consustancial al texto original. Los géneros se diluyen en un todo hermoso y completo: la verdad siempre es tragicómica.

celebration

Se podría decir tanto… Hablar de los actores, por ejemplo, del recital de talento que nos ofrecen, a veces en pequeñas gotas. Nada menos que Charlton Heston, Jack Lemon, Gerard Depardieu, Robin Williams, y tantos otros, haciendo papeles supuestamente episódicos. No hay papeles pequeños, sino actores pequeños advertía Stanislavski. Homenaje a los actores, a estos y a todos en general, al teatro como espejo veraz de la realidad, como instrumento para azuzar las conciencias.

Y, por último, el recital de Branagh como actor. Contenido en el exceso, exacto en el punto cero, intenso y contundente en las estribaciones de lo íntimo. Kate Winslet todavía no era la que ahora es, pero ya le da la réplica amorosa en un amor marcado por lo imposible, por la muerte, la desesperación, la locura y la desgracia.

Si tuviera que elegir tres películas en mi vida, ésta sería, sin duda, una de ellas.

Si quieres ver imágenes, pincha aquí.

Anuncios

El libro de Miguel Garrido

agosto 1, 2009
Miguel, en mitad de un ensayo

Miguel, en mitad de un ensayo

 

 

 

 

 

 

 

Durante los últimos meses he estado centrado en la escritura de un libro. Se trata de la biografía de alguien que en vida fue un compañero de trabajo, un amigo personal, y uno de mis pocos maestros. Es Miguel Garrido, profesor de Clown en la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza, en el Instituto del Teatro, de Sevilla, y en muchos otros lugares de España. Junto a su carrera docente, indiscutible y magnífica, está su otra faceta: la de director de escena.

Ensayando con GTI Farándula

Ensayando con GTI Farándula

En este terreno, Miguel dirigió espectáculos siempre para compañías emergentes, situadas todas ellas en lo que podríamos llamar la periferia de España. Estuvo vinculado, además, al mismo nacimiento de muchas ellas. Por tanto, ayudó a consolidarlas, a darles una personalidad propia y a dotarlas de una organización.

Esto no es una casualidad. Después de una experiencia que no fue del todo satisfactoria para él en el contexto de lo que él llamaba “teatro comercial”, decidió trabajar siempre con los tiempos, las condiciones y el ambiente de creación que le proporcionaba un teatro más alternativo, realizado desde la absoluta libertad. Ahí podía aplicar mejor sus propios planteamientos vitales y artísticos, mucho de lo que había aprendido en la Folkwang Hochschule, de Essen, escuela en la que realizó sus estudios a principios de los años setenta. Estas compañías han sido Teatro Paraíso, de Vitoria, Tarima, de Basauri, GTI Farándula, de Santa Coloma de Gramanet, Sindrome Clown, de Sevilla, Nasú, de Zaragoza, y otras.

"Kikirikaja". Eterno Paraíso. Dirección: Miguel Garrido

"Kikirikaja". Eterno Paraíso. Dirección: Miguel Garrido

Ha sido un periodo fascinante. Escribir sobre alguien que conoces supone conocer más, atar cabos, elevar a certezas lo que en vida del biografiado, eran sospechas o intuiciones. El objetivo del libro no es otro que el de intentar paliar los efectos del olvido. El teatro es efímero por su propia naturaleza, y todo tiende a perderse: personas, espectáculos, trayectorias.

He tenido toda la ayuda posible. Me pregunto cómo se puede escribir una biografía sin la ayuda de las personas que más cerca estuvieron del biografiado. Yo he tenido desde el principio todas las facilidades, a pesar del dolor que su muerte, acaecida en Enero de 2008, ocasionó a esas mismas personas. He sido, también en esto, un auténtico afortunado.